Casos increibles en Redes Sociales parte 2: El lado bueno de Twitter

keep-calm-and-tweet-on-38La semana pasada dedicaba mi post a enseñaros cómo hay gente que ha usado sus redes sociales sin saber que lo que estaban haciendo iba a hacer que su vida diese un giro de 360. Mientras escribía sobre ello se me iban viniendo a la mente varios casos que leí hace tiempo y que eran todo lo contrarío, personas que gracias a sus publicaciones en sus redes sociales favoritas, Twitter y Facebook, han conseguido recuperar parte de sus vidas e incluso alguno de ellos, salvarla.

Casi todas las personas que conozco que no usan Twitter dicen que no vale para nada, que solo sirve para “subir el Ego” de la gente y hacerse creer importante por tener miles de followers. Yo siempre he defendido el uso de los Social Media, ya que nos dan cierta libertad, cada uno opinamos de lo que queremos, cuándo queremos y cómo queremos, obteniendo incluso una rápida respuesta. Esta publicación va dedicada a todos aquellos escépticos de las redes sociales, van a conocer el lado bueno de Twitter.

Publicar en twitter puede salvarte la vida.

¿Os imagináis levantaros y tener parte de vuestra cara paralizada? Pues eso fue lo que le pasó a un diseñador Web llamado Patrick Johnson, de 26 años. Nada más darse cuenta de lo que le pasaba decidió Twittear a sus 347 followers con los síntomas que padecía,

“Me siento como si hubiera tenido un infarto. La mitad de mi cara no funciona de forma adecuada”

Pocos minutos después aparecía en escena Marj Beattie dando un diagnóstico.

“Si estás hablando en serio, ves al médico, los síntomas de la parálisis facial imitan a los del infarto, le pasó a un amigo mío hace unos años”

En unos 40 minutos, Patrick ya estaba en el hospital siendo tratado, pudiendo así salvar su cara de un daño permanente. En el Hospital le dijeron que se trataba de la conocida cómo parálisis de bell y que las 72 primeras horas en esos casos eran cruciales para salvar su vida. Un tweet que le ayudó a sobrevivir gracias a que había alguien detrás leyéndolo.

Patrick JohnsonLa siguiente historia ocurrió durante el terremoto de 7,2 grados en Van, Turquía. Okan Bayulgen, un conocido presentador de noticias de aquel país, recibió un mensaje de uno de sus followers en su cuenta de Twitter. Le avisaba de que se encontraba en el lugar dónde había gente sepultada por los restos de un edificio, acto seguido le enviaba la dirección del siniestro. Okan inmediatamente avisó a la organización de rescate AKUT y dos horas más tarde lograron rescatar a los supervivientes del seísmo en dicho lugar. La inmediatez de Twitter hace milagros.

restos-terremoto-van-turquia-twitterHay gente que sufre graves enfermedades y ha intentado todo por conseguir recuperarse, hasta tal punto de llegar a publicarlo en sus redes sociales. Es el caso de Chris Strouth. Necesitaba un riñón urgentemente, ya que llevaba tres años sufriendo una grave enfermedad renal y todo iba a peor, por lo que necesitaba un transplante con urgencia, Chris decidió twittearlo: “Mierda, necesito un riñón”.

Tal fue el alcance de su tweet que en tan solo unos pocos días ya se habían puesto en contacto con él 19 personas ofreciéndose para ser examinados y poder así verificar su compatibilidad con Chris. Entre esas personas se encontraba un viejo conocido de éste, Scott Pakudaitis, el cual se puso a investigar todo el procedimiento que un transplante conlleva,  y decidió someterse a unas pruebas de compatibilidad. Cuando Scott certificó su compatibilidad decidió donar su riñón a Chris. Tras la operación lo primero que hizo fue escribir un tweet a Strouth de apoyo: “Espero que te recuperes pronto”

shit-I-need-a-kidneyTwitter no sólo puede ayudar a salvar vidas humanas, sino también las de los animales.

Es el caso de la historia de Mark Hayward, cuando un día al abrir la puerta de su casa se encontró una perrita callejera tumbada frente a su porche y lo primero que hizo fue pensar en cómo salvarla. Acto seguido la recogió y sin dudarlo la metió dentro de su coche y se dirigió al veterinario más cercano, el cual tras unos análisis le dijo a Mark que la perrita estaba desnutrida, deshidratada, tenía sarna y un parásito de gusano en el corazón. Se la podía salvar, pero supondría un gran coste.

Mark decidió twittear pidiendo ayuda a sus followers, pero no recibía muchas respuestas, por lo que decidió escribir a la conocida actriz Alyssa Milano, a sabiendas de que es una activista reconocida, la cual retwitteo la petición de Mark. Sus miles de seguidores la siguieron e hicieron RT de dicha solicitud y en tan solo 24 horas ya habían recaudado más de 1.000$ para poder costear la rehabilitación de la perra. Bautizada como Lily, se recuperó por completo y fue adoptada por una familia que vive en Charleston, en Carolina del Sur.

savelilly1

El Tweet de Mark Hayward que le envío a Alyssa Milano

savelilly2

El tweet de Alyssa que ayudó a salvar a la perrita Lily

Creo que con estos pocos ejemplos queda claro la importancia de las RRSS en nuestra vida, el cómo nos podemos ayudar unos a otros y movilizarnos por personas que incluso no conocemos o no lleguemos ni a conocer, pero que con tan solo 140 caracteres podemos mejorar sus vidas. A todos y cada uno de nosotros nos gustaría que llegado el momento alguien esté ahí para leernos y quien sabe si cambiar nuestras vidas.

Anuncios

6 pensamientos en “Casos increibles en Redes Sociales parte 2: El lado bueno de Twitter

  1. Buen post, conciso y con buenos ejemplos. Por cierto, un giro de 360 grados te deja en el mismo sitio donde estabas antes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s